Kleanbera Recycling


Empresas colaboradoras

Sonys FoodKPMG

CONTEXTO Y PROBLEMÁTICA

Kleanbera nace para dar respuesta a la enorme necesidad de gestionar los desechos de la población de Kibera que se encuentra completamente infestada e invadida por la basura.

Esta situación, generada por la negativa de las autoridades de la ciudad de Nairobi a establecer un sistema de recogida de residuos en barrios marginales, tiene consecuencias demenciales en la salud de los habitantes del slum: niños que sufren enfermedades respiratorias, anemia, problemas renales, cáncer, abortos involuntarios… dando lugar a un alto índice de mortalidad infantil y a una corta esperanza de vida.

PROYECTO Y OBJETIVOS

Kleanbera aspira a ser una empresa social y auto-sostenible formada por comunidades de vecinos que lleve a cabo la recolección y tratamiento de residuos procedentes de los hogares de las familias de Kibera, mejorando sus condiciones de higiene y salubridad, con el fin de erradicar enfermedades producidas por la acumulación de basura, contribuyendo al desarrollo económico y social de la comunidad con el reciclaje de los productos reutilizables.

El principal objetivo del proyecto es realizar un cambio profundo en la mentalidad de los habitantes de Kibera para que sean conscientes de la importancia de vivir en un entorno con unas condiciones higiénicas básicas, así como formarles en los posibles usos que pueden tener nuestros desperdicios diarios.

Esto se logrará generando un tejido empresarial en torno a la gestión de los residuos de Kibera, creando empleo en el sector del reciclaje y recursos económicos que serán reinvertidos en la concesión de créditos para la comunidad.

BENEFICIARIOS

Los beneficiarios directos del proyecto son los habitantes de la zona en la que opera Kleanbera Recycling Point, el punto limpio de compra-venta de plásticos y metales que Kubuka abrió en Kibera en diciembre del 2015, quienes disponen de un recurso para obtener algo de dinero en el caso de estar desempleados u obtener un salario insuficiente.

Por otro lado, estos mismos vecinos no solo obtienen un beneficio económico sino que el hecho de interiorizar la importancia de separar residuos y la doble vida que se puede dar a plásticos y metales provoca que se organicen grupos de vecinos para hacer limpiezas y recogidas voluntarias y por tanto el entorno en el que viven esté más limpio.

Entre los clientes del Recycling Point se encuentran muchos menores que ven este intercambio como una forma fácil de ganar algo de dinero de bolsillo o contribuir a la economía familiar empleando su tiempo libre en esta actividad. La población infantil será también la mayor beneficiaria de los programas de formación que se lleven a cabo bajo el paraguas del proyecto.

Indirectamente, los beneficiarios del proyecto son muchos, teniendo en cuenta que los ingresos resultantes del negocio se reinvierten en otros proyectos.

Asimismo los clasificamos en tres grupos:

  • Miembros de Kleanbera SACCO
  • Empleados de los negocios relacionados con Kleanbera Recycling Point (transportistas intermediarios, dueños de plantas de reciclaje…)
  • Comunidad en general dentro de la zona Silanga-Soweto, ya que disponen de un punto limpio y por lo tanto de menos basura en las calles.

 

22,500 €
Recaudado 10,100 €