¿POR QUÉ APADRINAR?

La figura del padrino surgió con la idea de facilitar el acceso a una educación de calidad a los niños de Kenia y Zambia, sin la cual las posibilidades de conseguir un trabajo digno y una vida saludable se reducen drásticamente.

KUBUKA lleva a cabo un programa de apadrinamiento que dista de los habituales. Apostamos por un apadrinamiento integral por colegios, de manera que todos los niños que acudan a ese colegio se vean beneficiados, evitando así los riesgos de dependencia que suponen el modelo de apadrinamiento habitual (un padrino por alumno) y aumentamos el compromiso de todos los agentes implicados en el desarrollo (director, profesores, familias…) quienes trabajarán para un fin común: promover el desarrollo del colegio.

Por ello invertimos nuestros esfuerzos en 3 aspectos:

1. Necesidades básicas: Gracias a un grupo de padrinos, los niños comen dos veces al día y cuentan con el material académico necesario. Además, los profesores obtienen un incremento salarial que les permite dedicarse exclusivamente a este trabajo.

2. Mejora de infraestructura: Aparte de cubrir unos gastos fijos, el colegio necesita invertir en nuevas aulas, en cimentar el suelo de las mismas, o en una cocina.

3. Formación al profesorado: Apoyamos a los colegios facilitando intercambios de experiencias y formas de trabajo para mejorar la calidad de la educación y que los sistemas de gestión cumplan con unos estándares básicos.

 

Actualmente tenemos en marcha 7 proyectos de apadrinamiento de centros o grupos de niños:

– Grupo 1 (Zambia)
– Grupo 2 (Zambia)
– Grupo Rescate (Zambia)
– Grace Humanitas Academy (Kenia)
– St. Mery´s Educational Centre (Kenia)
– St. Emma´s School (Kenia)
– Good Samaritan Kindergarten (Kenia)